martes, 15 de noviembre de 2011

Cómo colocar y sostener al recién nacido

Debe enseñarse a los padres que el recién nacido tiene muy poco control de su cabeza, de modo que al acostarlo sobre la espalda, apenas puede levantarla sólo por un instante. Así pues, deberán aprender a acostarlo en un colchón firme, y si se le deja solo, no estará boca abajo, ya que es conocido que el síndrome de muerte súbita infantil ocurre con mayor frecuencia cuando los niños están en esa posición.
Siempre que se levante al niño para abrazarlo, debe sostenérsele la cabeza, pues es más grande que el resto de su cuerpo y el cuello aún no tiene fuerza suficiente para sostenerla solo. Hay tres formas básicas de cargar a un bebé:
  • El abrazo de arrullo: Es la más común para alimentarlo, la cabeza del niño se acomoda en el hueco del codo doblado. Esta forma de abrazarlo permite mirarle a los ojos, brinda una sensación de cercanía y calidez y deja las manos libres para alcanzar objetos, como el biberón.
  • La posición vertical: Es la forma de coger al niño y sentir un apoyo seguro en la cabeza, dorso superior y glúteos. Es una posición ideal para hacerlo eructar.
  • El abrazo de balón: En donde casi la mitad del cuerpo del niño es apoyado por el antebrazo de quien lo abraza, y cabeza y cuello quedan sobre la palma de la mano. Esta forma de sostenerlo es ideal para darle champú y alimentarlo al pecho.
A menudo se utiliza una combinación de estas tres formas de abrazo para dar al niño calidez y cercanía, mirarle a los ojos y alimentarlo. En el siguiente video,podemos ver formas seguras para sostener a un neonato de forma segura.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada